jueves, 27 de agosto de 2020

Calendario de Charlas 2020

 CICLO DE CHARLAS ESCUELA LIBRE TEXTIL 2020

Instagram Live formato entrevista, Moderadora / Charlista

domingos 11.00 hrs.



AGOSTO moderadora Mercedes Galarce

- domingo 16 | Camila Larsen | Singularidad y potencia textil.

- domingo 23 | Daniela Whaley | Aguja Combativas. Pedagogías y herramientas para el activismo textil.

- domingo 30 | Karen Schmeisser | Bordando Activismo: cuando los hilos son gritos.



SEPTIEMBRE moderadora Melina Rapiman

- domingo 6 | Andrea Álvarez | Resistencia Textil. Experiencias de reparación y denuncia individuales y colectivas.

- domingo 13 | Francisca Núñez Reveco | Hacia un ser textil sustentable. Obra “Bestiarius” coloniza mi ropa.

- domingo 20 | Ivonne Ortiz | “Pectorales de protección”, El bordado como un acto mágico de protección.

- domingo 27 | María José Durán | El oficio textil y sus múltiples dimensiones.



OCTUBRE moderadora Catalina Olivares

- domingo 4 | María Patricia Romero | Hacia un Museo Textil Latinoamericano en Chile.

- domingo 11 | Cristina Oviedo| La práctica de bordar como herramienta Arteterapéutica preventiva y complementaria para la salud mental.



NOVIEMBRE moderadora  Patricia Ruiz

- domingo 1 | Leonor Espinoza | Vida - muerte- vida. Tejido y trascendencia.

- sábado 7 (18.00 hrs.) | Diana Albarrán |  El hacer textil centrado en el buen vivir.

- domingo 15 | Lorena Lain | Alternativas para la reducción de residuos textiles.

- domingo 22 | Mercedes Galarce | Tramando(nos) cuidamos. Estrategias de cuidado mutuo en tiempos de pandemia.

- domingo 29 | Patricia Ruiz | Hilando Memoria.



DICIEMBRE moderadora Leonor Espinoza

- domingo 6 | Daniela Pizarro | Autocuidado de nuestra memoria.

- domingo 13 | Catalina Olivares | El arte de la capucha.

- domingo 20 | Melina Rapiman | Tecnología en el oficio textil.


Daniela Whaley y sus agujas combativas.

¿Podría el arte textil ayudar a transitar el cuerpo para convertirse en ciudadano?

El textil puede humanizar datos: #hilandodatos. 
El textil puede politizar a algunas personas. 
El textil puede ser un medio para comunicar y conmover. 
El textil tiene una potencia propia y familiar. 

Las agujas se vuelven combativas porque toman en serio su vida, su incidencia política, su voz, su tiempo. De eso y más estuvimos conversando el pasado domingo 23 de agosto junto a Daniela Whaley @arroba.nawalli, que desde México nos contó sobre su proyecto @agujascombativas .
También conocimos su experiencia y procesos con #hilandodatos que es es parte fundamental de su proyecto, y que consiste en una serie de exploraciones pedagógicas y artísticas enfocadas en el uso de prácticas textiles para el uso, procesamiento y divulgación de datos como posibles herramientas para el activismo. 

 Daniela es historiadora, gestora cultural, comunicadora y bordadora. Se ha desarrollado principalmente en la difusión cultural y estrategias de comunicación digital en la industria editorial y cinematográfica, ha trabajado en el Fondo de Cultura Económica, Greenpeace México, Animasivo, Festival del Puerto, Imcine, Procine y ESCINE. En 2012 fundó la Biblio de Mazunte, una biblioteca comunitaria en la costa de Oaxaca, México. Actualmente se dedica al desarrollo de pedagogías e investigación de activismos que utilizan las prácticas textiles a través del proyecto Agujas Combativas, con la intención de visibilizar los lazos entre arte, comunidad y activismo; para ello se ha iniciado en el uso y manejo de datos, especialmente en la visualización desde procesos y prácticas artísticas.

miércoles, 26 de agosto de 2020

La Escuela retoma actividades!

En agosto retomamos nuestras actividades de manera virtual y si bien extrañamos las reuniones mensuales con otras textileras, también debemos dar las gracias a la pandemia, por la oportunidad de  conectarnos con compañeras de distintas partes de Chile y el mundo que han permitido fortalecer este hilo.

El día 16 de este mes, tuvimos nuestra primera transmisión en vivo mediante instagram (@escuelalibretextil) y conversamos con Camila Larsen de @contijeras acerca de cómo en nuestra práctica textil podemos invocar una potencia que no solo haga más rico nuestro entendimiento del mundo, sino que también nos permita afectarlo de manera que también incremente la potencia de todo lo que nos hace bien y nos procuremos composiciones alegres.

También nos contó como la singularidad, a diferencia de la identidad, no es lo que una es -como algo inamovible-, sino lo que una puede, en composición o descomposición con lo que nos rodea. Esa idea va urdida con la experiencia: es a través de nuestra relación con el mundo que podemos explorarla. La singularidad es cómo nos afectamos con todo y cómo afectamos también a lo que existe. Si bien atañe a un individuo, sus implicaciones son colectivas, especialmente ahí donde puede construir saberes y prácticas. ¿Cómo podemos explorar nuestra singularidad desde nuestra práctica textil? ¿Qué singularidad entran en juego cuando tejemos, bordamos o cosemos? ¿Cómo la relación con el textil puede invocar nuestras potencias?

 Si te interesó el tema puedes ver el video completo en nuestra cuenta de instagram. 

Para quienes no conocen a Camila, les contamos que vive en Santiago de Chile, se dedica a la enseñanza y al estudio de diferentes técnicas textiles hace más de una década a través de su proyecto Corriendo con Tijeras. También vende patrones de tejido de sus propios diseños, pensados para que quienes los tejan encuentren ahí nuevas habilidades. . Para ella, la práctica textil nos ayuda a hacer, sentir y pensar de tal forma que la potencia de nuestro cuerpo incrementa. Tejer, entonces, es una de las tantas maneras de tener una vida más rica que resiste a la impotencia que impone el capitalismo.


Foto: Cote Catalán

sábado, 1 de febrero de 2020

Texto María José Durán


Les dejamos este texto que fue escrito y  leído por María José Durán (@puntoylineasobreplano) en nuestra reunión mensual:

"Voy a comenzar leyendo para entregarle un poco de espacio a la mente, para que ésta encuentre un leve descanso. Hablar en público puede ser intimidante. Existen mentes que al sentirse observadas, aceleran los procesos. Los pensamientos hablan, las emociones reactivan la piel y la energía que recorre el cuerpo es un poco abrumadora. A veces, todo se nubla, al igual que las neblinas de mañana y toma un tiempo volver a divisar con más claridad y calma las ideas que quieren ser comunicadas. Y Bueno es que el textil no es una práctica ajena a este tipo de experiencias. Sentarse a bordar es un acto en que se reposa el cuerpo sobre una superficie. Los latidos del corazón se calman y entramos en un ritmo coordinado, entre la mano, la aguja y el género. Es una especie de baile al ritmo de los latidos. La rabia al penetrar en forma de aguja, se hace suave a la piel de las telas. La mente entonces, comienza a hacer lo suyo. Comienza a pensar.


El cuerpo en reposo, la mano bailando y la mente murmurando el pasado. El cuerpo en reposo, la mano bailando y la mente soñando el futuro. La mente calculando, la mente criticando, la mente exigiendo, la mente amando, la mente divagando, la mente en paz. En eso, la aguja punza la piel, Ouch!!. Despierto de ese somnífero pensar, agotador, insaciable a veces.

En el textil aparece este aparentemente dormido actuar de la mente. El placer de los colores, hilos, lanas y géneros es una especie de descanso, un respiro entre medio de esta intensidad. Pero al igual que la voluntad de una semilla para romper en flor y luego en fruto, la mente, la respiración y el corazón son capaces de transmutar una experiencia que de poder ser dolorosa, se transforma en amorosa, gracias al textil.

¿Entonces qué hace la práctica del textil en el universo femenino de contexto patriarcal?

 Claro está, que no nos enseñaron a aceptarnos. Más bien, el juicio, la culpa, el perfeccionismo, la carencia, nos habitaron por siglos de siglos como hijas de un sistema violador. El textil se transforma en lenguaje. Es la voz de las sombras que al sentarse la mente murmura. El textil posee una misteriosa forma de situarnos en el presente. A solas puede ser un viaje sanador, en colectividad es una trama.

El textil es reparación. Une, hila, entreteje, zurce, reconstruye, construye, transforma. Es un soporte, como una arquitectura para el alma.

El textil es más del corazón que de la mente. Aunque también es incómodo. No siempre sentimos alivio. A veces también agobio, ansiedad. El cuerpo nos habla. Será la mente la de aquel agobio o será el cuerpo?

Así cuando nos sentamos en la cama, en el escritorio, en el sillón acarreamos una nube de información. En esa habitación o en el centro de un paisaje no solo somos nosotras además es todo aquello que viene a mirarnos antes y después de ese momento entre la aguja, la tela y el yo. Todo eso del antes, ahora lo escuchamos, solo que muchas veces no lo sabemos.

¿y como lo hará la araña cuando teje su hogar? ¿o el gusano de seda para crear su capullo?

Un capullo que es una sola línea, un solo filamento de 1.5 kilómetros de largo. ¿Cómo lo harán? Claramente su ingeniería no es fruto de algo humano. Sabemos que su instinto es perfección pero no ajeno a la experiencia que si podemos alcanzar siendo humanas despiertas. Arañas y gusanos libres de la mente nos enseñan de belleza no solo como el fruto de su actuar, pero en la energía de su hacer. La voluntad de crear. Es un instante, no implica esfuerzo, nace del centro y es desinteresada, Es ahí donde el humano retorna a su animal, se transforma en naturaleza. En esa voluntad existe la energía equilibrada con los ritmos cardiacos y nuestra respiración, es un lugar sin ansiedad. Ahí hay un baile creativo de energía misteriosa y fértil.

Por eso el quehacer textil al igual que el de la creación , con mayúscula, son principalmente de la mujer.
Bueno, y así es como este mundo de puntadas, estas también son contracciones. Damos a luz, revelamos, es decir volvemos a velar la imagen ante la luz, la sacamos de la penumbra de la mente y por medio del impulso de la voluntad, esa energía fértil e infinita para crear reparamos y reconstruimos alineadas a un bien mayor.  No seremos más hijas automatizadas de ojos cerrados por que el mundo nos duele y por ello nos sostenemos para continuar tejiéndonos, hilándonos y bordándonos en el nuevo paisaje chileno."

Foto: María José Durán



Reunión 01.02.2020 / Calle Larga - Los Andes

Primera reunión del 2020!


La clase de hoy la realizamos en Calle Larga - Los Andes en el espacio del Centro Cultural y museo Presidente Pedro  Aguirre Cerda y estuvo a cargo de María José Durán. Conversamos sobre el oficio textil en el campo Chileno . Por medio de relatos femeninos y un breve acercamiento al contexto socio-politico de la época , hablamos de la vida de mujeres y sus experiencias emocionales y místicas al estar en diálogo con la memoria ancestral de esta tierra y cómo estos contextos dialogaban con su hacer textil.


  Conocimos a la Arpillerista Esmeralda Muñoz Carreño junto a sus preciosas Arpilleras creadas en el campo de Rinconada de Los Andes y quien nos contó sobre su técnica y su historia de vida rural.









*Fotos: Scarlett Yávar G.


miércoles, 29 de enero de 2020

Siguiendo con el recuento

Siguiendo con el recuento de las sesiones que realizamos el año pasado, en el marco de este espacio colaborativo y de autoformación que nace en la Escuela Libre Textil; han sido espacios de aprendizaje amoroso, reflexivo y crítico en torno a nuestro oficio textil, que de a poco se han ido abriendo a más compañeras, y esperamos seguir en ese camino! 

La primera sesión estuvo a cargo de nuestra querida @musgoamigos:

* Fecha: 16 marzo 2019 . * Expositora: Francisca Robles (Musgo Amigos) .

* Lugar: Sede Fondo Alquimia, Barrio Italia, Santiago. 

* Temática central: Desarrollo del Arte Textil en tiempos de Revolución Industrial.


* Resumen de la exposición: En la ponencia se reflexiona en torno al desarrollo del arte textil en Chile desde el área de lo artesanal, tomando en cuenta la mutua influencia entre el aspecto creativo y los cambios sociales y económicos de las zonas rurales en las que crecen las artistas del bordado. 


Estudiando como referencia a grupos de bordado que destacan en Chile durante la década del 50 y 60, se expone en torno al rol de la mujer bordadora y su aporte a la economía familiar desde la producción textil.

Conversamos en torno al uso de materiales industriales para textiles no utilitarios y el concepto de reciclaje en tiempos en los que aún no se consideraba como tal.

Se reflexiona también sobre los talleres de costura creativos versus talleres de costura de producción industrial, estudiando el valor del tiempo en los procesos productivos y la alta exposición a la que se ven expuestas las mujeres que trabajan en pos de una producción acelerada. 

Para concluir se plantea la importancia de conocer y proteger estos "tiempos lentos" de creación y la re-valorización de lo manual y artesanal gracias a grupos de mujeres que bordan y cosen juntas.
(Créditos imágenes: Francisca Robles en el taller de costura de@tallermanosdemaria en Pelluhue).



.

domingo, 26 de enero de 2020

Retomando este 2020!

Partimos este 2020 con muchas ideas que seguir construyendo nuestra escuela en comunidad; se viene la primera sesión del año el próximo sábado 1° de febrero en Los Andes, y creemos que una buena forma de retomar nuestras actividades y proyectarnos es también, mirando lo que logramos el 2019.


Comenzaremos un recuento de las sesiones que tuvimos el año pasado con la que estuvo a cargo de nuestra querida @s.textil, para tener un registro y seguir abriendo este espacio a una reflexión profunda sobre el oficio textil en nuestro país.



 * Fecha: 20 de julio de 2019
* Expositora: Scarlett Yávar (Saña Textil)
* Lugar: Museo de la Solidaridad Salvador Allende (@mssa_chile)
* Temática Central: La importancia de la reunión y la comunidad en el traspaso del oficio textil.

* Resumen de la exposición: Titulé mi exposición como "Juntarse a coser es más que juntarse solo a coser". Comencé hablando sobre la relación entre oficio textil y soledad y la transformación que ocurre (y lo bien que hace) cuando giramos hacia un trabajo colectivo o en comunidad.
Luego, quise traer a terreno los Centros de Madre, que si bien en la actualidad muchas veces son "mirados en menos", en algún momento en Chile fueron muy importantes para el desarrollo de las mujeres en distintos aspectos, principalmente en zonas rurales y comunas de la periferia de Santiago.
También repasé un poco la historia de algunas agrupaciones textiles emblemáticas que se han mantenido en el tiempo, quienes continúan desarrollando su técnica, generando su autonomía financiera e inspirando a nuevas generaciones de bordadoras, tejedoras y artistas textiles en general.






A modo de reflexión final y pensando en nuestro cambio como país, vuelvo a destacar la importancia de reunirnos, de mirarnos y acompañarnos. En estos meses han nacido espacios de encuentro muy necesarios y proyectos colaborativos hermosos , que sin duda serán parte de la memoria colectiva en un futuro.

Si quieres descargar el fanzine que se entregó en la reunión puedes entrar a este link:  https://drive.google.com/file/d/1fQtchRzLRwuIBI4KaWrwekA9XCNzbRw8/view