jueves, 27 de agosto de 2020

Daniela Whaley y sus agujas combativas.

¿Podría el arte textil ayudar a transitar el cuerpo para convertirse en ciudadano?

El textil puede humanizar datos: #hilandodatos. 
El textil puede politizar a algunas personas. 
El textil puede ser un medio para comunicar y conmover. 
El textil tiene una potencia propia y familiar. 

Las agujas se vuelven combativas porque toman en serio su vida, su incidencia política, su voz, su tiempo. De eso y más estuvimos conversando el pasado domingo 23 de agosto junto a Daniela Whaley @arroba.nawalli, que desde México nos contó sobre su proyecto @agujascombativas .
También conocimos su experiencia y procesos con #hilandodatos que es es parte fundamental de su proyecto, y que consiste en una serie de exploraciones pedagógicas y artísticas enfocadas en el uso de prácticas textiles para el uso, procesamiento y divulgación de datos como posibles herramientas para el activismo. 

 Daniela es historiadora, gestora cultural, comunicadora y bordadora. Se ha desarrollado principalmente en la difusión cultural y estrategias de comunicación digital en la industria editorial y cinematográfica, ha trabajado en el Fondo de Cultura Económica, Greenpeace México, Animasivo, Festival del Puerto, Imcine, Procine y ESCINE. En 2012 fundó la Biblio de Mazunte, una biblioteca comunitaria en la costa de Oaxaca, México. Actualmente se dedica al desarrollo de pedagogías e investigación de activismos que utilizan las prácticas textiles a través del proyecto Agujas Combativas, con la intención de visibilizar los lazos entre arte, comunidad y activismo; para ello se ha iniciado en el uso y manejo de datos, especialmente en la visualización desde procesos y prácticas artísticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario